11 julio, 2019

En Barcelona hay más de 8.000 restaurantes con todo tipo de ofertas gastronómicas. Si eres de los que disfrutan con la comida típica del lugar que visitas estás de enhorabuena: la cocina local es uno de los grandes atractivos de la ciudad.

La gastronomía española es una de las mejor valoradas del mundo, sobre todo por la calidad del producto, ya sean pescados y mariscos, como verduras y carnes. Desde mediados de los años 70, cuando los chefs vascos introdujeron la cocina de vanguardia, y con referentes mundiales como Ferran Adrià y los hermanos Roca, la oferta gastronómica española está en su mejor momento y ha encontrado el equilibrio perfecto entre tradición y modernidad.

Una de las propuestas más conocidas a nivel internacional es la de comer tapas. Desafortunadamente, en muchos restaurantes del mundo que ofrecen tapas, al no disponer del mismo producto, el resultado puede ser decepcionante. Así que aprovecha tu estancia en Barcelona para probar las auténticas tapas, esos platillos variados, ideales para compartir y que permiten combinar mar y montaña, fritos, embutidos y verduras de temporada.

Hay muchos bares y restaurantes que ofrecen tapas de calidad, pero nosotros te vamos a proponer tres que por diferentes motivos nos gustan especialmente. Además se encuentran cerca de nuestros apartamentos, por lo que se puede llegar caminando o en transporte público fácilmente.

Morryssom
€€
Dónde

Es nuestra propuesta más tradicional, el típico bar español de toda la vida, nada pretencioso o moderno, alejado de los focos turísticos. Este negocio familiar ofrece menú del día de lunes a sábado (mediodías) con productos de mercado. También dispone de carta de tapas durante todo el día. Te recomendamos que eches un vistazo a su barra, verás los platos que tienen preparados y será más fácil escoger. Si hay paella o arroz en el menú (normalmente los jueves), no dudes en probarla. La relación calidad-precio es muy buena. No admiten reservas, por lo que recomendamos ir pronto (sobre las 13h para comer y las 20h para cenar). Si encuentras sitio en la terraza, disfrútala, el ambiente es agradable.

Jabato
€€
Dónde

Aquí ya subimos el nivel en cuanto a sofisticación. El local se encuentra en el lugar que durante muchos años albergó un restaurante cubano. Todavía se conserva la fachada por lo que se mantiene cierto espíritu mágico heredado. La carta no es demasiado extensa, pero  todos los platos son exquisitos. Croquetas, berenjenas rebozadas, pequeños guisos que van cambiando (albóndigas con sèpia y chipirones con morcilla, por ejemplo), pulpo, patatas bravas (quizás la tapa más reconocida)… Además cuentan con buenos vinos y vermuts. Al encontrarse entre el barrio de Gràcia y la Sagrada Familia, es un buen punto para detenerse si se visitan uno u otro. Se recomienda reservar.

Paco Meralgo
€€€
Dónde

Aunque tenga el presupuesto más alto, no es necesariamente caro, pero los mariscos frescos y las carnes suben el precio. El producto es excelente y, bien tratado, el resultado es magnífico. Además de ofrecer “montaditos”, que son pequeños platos sobre una rebanada de pan (brie, foie, steak tartar, salmón…), al mediodía preparan arroces que anuncian a viva voz una vez cocinados para servir a quien lo pida. Imprescindible reservar. El local se encuentra en el eixample, muy cerca de la famosa coctelería Dry Martini, por lo que la experiencia se puede completar con una de las creaciones del reconocido barman Javier de las Muelas. Cerca también se encuentra la famosa zona de ocio nocturno de la calle Tuset.

Y para cerrar nuestra lista de recomendaciones tenemos una propuesta más, la de nuestros amigos de La Bodegueta de Provença, donde podréis degustar de una gastronomía típica de Barcelona, con una interpretación de las famosas patatas bravas, mejillones al vapor, pulpo y muchos otros platillos. Además, si decís que venís de parte de Dailyflats tendréis una atención especial. ¡Buen provecho!

Compártelo en: